El espíritu de la música

El concierto de anoche sirvió para comprobar cómo la música de Pärt está en consonancia con una tradición no solo formal sino también espiritual que abarca siglos. Consideraciones técnicas aparte (que son, en definitiva, reduccionistas), ayer pudimos disfrutar de una música delicada y de unos artefactos espirituales potentísimos. De siglos de espíritu.